Revelar fotos
INICIO
REVELAR FOTOS
Revelar por internet
Revelar en tiendas
Revelar fotos en casa
Consejos para revelar fotos digitales con impresora

Revelar fotos digitales

Revelar fotos con una impresora.

Revelar las fotos digitales con una impresora en casa difícilmente puede competir en calidad y precio con el revelado digital por internet o en laboratorios fotográficos.
Revelar fotos con impresora requiere una importante inversión en equipamiento, papel de calidad, tinta y tiempo, pero puede ser una solución válida para trabajos inmediatos o que no exijan una gran calidad.







Revelar fotos en casa. Escoger la impresora

Las impresoras más comunes en casa son las impresoras de inyección de tinta, que ofrecen una calidad suficiente para revelar las fotos.
Para un resultado de calidad, debería optar por una impresora de "calidad fotográfica", con resolución superior a los 2400 puntos por pulgada. Estas impresoras utiliza seis o más colores para revelar / imprimir fotografías, en lugar de los cuatro colores habituales.

También pueden utilizar técnicas distintas a la inyección, como la sublimación térmica, e integran dispositivos para no tener que usar el ordenador, como pequeñas pantallas para hacer retoques básicos, ranuras para la tarjeta de memoria de la cámara, puertos USB para conectar la cámara a la impresora, etc.
Suelen ser impresoras lentas, que dan prioridad a la calidad de impresión sacrificando la velocidad.


Revelar fotos en casa. Escoger el papel

Tan importante como la impresora es la elección de un papel de calidad, que tiene un papel fundamental en el resultado del revelado.

Los papeles especiales para imprimir / revelar fotos reproducen más fielmente el color, ofrecen mejor contraste, secan más rápido la tinta y evitan la absorción rápida de las gotas de tinta, que ocurre en el papel normal, con la consiguiente dispersión y emborronamiento de las gotas.


Consejos para revelar fotos en casa

  • En la pantalla del ordenador se ven bien la mayoría de las fotos, porque los monitores tienen una resolución limitada. Asegúrese que la foto a revelar tiene la calidad suficiente para imprimirla.
    Como orientación, una foto impresa en tamaño 20x25 debe tener, al menos, 400Kb de tamaño de fichero, o con más precisión, una resolución igual o mayor que 1600x1200 puntos por pulgada (dpi).

  • Trate de mejorar el encuadre, el enfoque y el contraste antes de imprimir (revelar) la foto. Utilice el programa que posiblemente le proporcionó el fabricante de su cámara, o programas gratuítos que encontrará en internet, y que incluyen opciones automáticas para mejorar la fotografía.

  • Tenga cuidado de no tocar el papel fotográfico, para no dejar huellas que afectarán a la fijación de la tinta.
    Tras revelar la foto, no toque, ni manipule, ni deje que nuevas fotos caigan sobre la foto revelada en la bandeja de salida de la impresora. Espere 10 minutos para que la tinta se seque por completo.
    Guarde el papel no utilizado en su embalaje original, y lejos del calor o la humedad, para conservarlo en perfectas condiciones.

  • Espere 6 horas antes de enmarcar la fotografía, y no la cuelgue en una pared expuesta al sol. Es preferible enmarcar las fotos, porque las protege del aire que es el principal causante de la degradación de los colores.

 

¿Revelar fotos en casa o revelar en Internet?

El precio es el factor decisivo que hace el revelado por Internet mucho más ventajoso que revelar las fotos en casa.
Revelar una foto de 10x15 puede costar en Internet entre 0,20 euros y 0,30. Sólo el papel fotográfico de su impresora ya le costará esa cantidad, a la que tendrá que añadir la tinta (unos 0,20 euros por hoja), el coste de amortización de la impresora, y las pruebas fallidas que, inevitablemente, acabarán en la papelera.
Por ello, se calcula que el precio de revelar una foto con impresora es un 400% más caro que el revelado por internet.






Publicidad
Inicio | Contactar | Aviso Legal y Politica de Confidencialidad